La Cañada Real de Merinas.

La provincia de León es la única a la que acceden tres de las grandes cañadas de La Mesta, y una de ellas pasa por Villanueva: La Cañada de La Plata o de La Vizana. Se forma por la confluencia de varios cordeles que bajan de las comarcas  montañosas de Laciana, Babia, Luna y Omaña. Camino de Extremadura siguiendo la antigua Vía de La Plata cruza el río Órbigo en las proximidades de Alija del Infantado por el histórico puente de la Vizana, de ahí sus nombres. Pues bien, antes ha cruzado este mismo río por otro puente: el de hierro entre Carrizo y Villanueva. A los pastos de montaña se accedía por dos Cordeles principales, el de Laciana y el de Babia, que confluían en Pandorado, loma de perfil suave (pando en terminología leonesa) cercana al río Omaña. En el lugar llamado Campodiós próximo a la ermita de Pandorado inicia su andadura la Cañada Real de la Vizana y su pedaleo nuestra etapa de hoy (63 km incluyendo la ida, unos 700 m de desnivel acumulado). (Enlace a Wikiloc donde descargar el "track").
Ermita de Pandorado
Podemos llegar allí desde Villanueva por carreteras poco transitadas (Villanueva - Carrizo - Quintanilla - Villaviciosa - Las Omañas - La Garandilla - Trascastro), mejor a primera hora de la mañana de un día festivo. Al aproximarnos a Trascastro la carretera cruza el río Omaña al pie de un cerro con un castillo, en ruinas desde que fue demolido por orden del rey Pedro el Cruel en el siglo XIV. Los rebaños trashumantes cruzaban el Omaña, según las épocas de siembra, en Trascastro por un puente de madera que una crecida del río se llevó hace tiempo, o por el de piedra de Inicio. Al lado del cementerio con espadaña que vemos al otro lado del río sale el desvío a Trascastro, típico pueblo de montaña con abundante construcción de piedra. Lo atravesamos y tomamos el camino asfaltado que lleva a Inicio. En 2 km desembocamos en la carretera que a la derecha se dirige a Riello. Subiendo por ella 300 m. a la izquierda hay un molino en ruinas que antiguamente se empleaba para generar energía eléctrica. Continuamos la ascensión, divisando a nuestra izquierda en lo alto Castro de la Lomba al otro lado del valle, durante 2 km hasta llegar a un cruce desde donde ya vemos salir hacia el noroeste la pista de tierra por la que en otros 2,5 km alcanzaremos Pandorado.
Una vez recuperados de la subida física y espiritualmente - hay bares, restaurantes, spa y ermita - iniciamos nuestro regreso a Villanueva como los rebaños trashumantes iniciaban la larga ruta que les llevaría a pasar el invierno en Extremadura. Hoy en día éstos ya son escasos, pero este tramo de Cañada también es utilizado por ganaderos trasterminantes para alcanzar los pastos de invierno de la vega del Órbigo y los regadíos del Páramo.
Puente de Inicio
Desandamos la pista que entre robles nos devuelve al camino asfaltado por el que habíamos subido desde Trascastro, pero esta vez continuaremos hasta Inicio. Entramos en esta población por el puente de piedra por donde cruzaban el Omaña los rebaños que no lo hacían por el de Trascastro.
A la salida del pueblo atravesamos el río Negro y ascendemos 100 m por la carretera para desviarnos a la izquierda por una senda señalizada por Cuatro Valles como parte de la ruta senderista de La ribera del Omaña, que seguiremos hasta alcanzar la carretera de La Garandilla 3 km río abajo. Este tramo es muy técnico, pero también muy bonito. El camino, tapizado por hojas de roble, atraviesa un pequeño valle herboso donde es muy posible que encontremos corzos.
Después llegamos al Omaña, seguimos por su orilla divisando al otro lado en lo alto el castillo en ruinas y damos con la carretera que baja acompañando al río. En este tramo existía un lugar de baño paradisiaco, el Pozo del Pielgo, que fue destruido hace uno años por la construcción de la carretera. Lo reconoceremos porque en ese punto la corriente choca con una gran pared de roca, formando la poza y apartándose hacia la derecha. A 250 m. más abajo de ese lugar nos desviamos a la derecha y cruzamos por un puente para entrar en La Garandilla. Para salir del pueblo en dirección a La Utrera debemos pasar rozando literalmente la torre de la iglesia. Aquí hay una fuente, que por lo que nos dijeron es motivo de cierta polémica entre los vecinos, por lo que podemos o no encontrar agua.
A partir de La Garandilla, lugar tradicional de venta y posada situado en la confluencia del río Omaña con el de Valdesamario, la cañada, por las proximidades de La Utrera, que deja al este en el fondo del valle, sube hacia el Alto de La Garandilla, que se continúa con la llamada Hoja de Carrizo. Es ésta una zona de monte de relieve suave, que forma parte del conjunto de páramos que delimitan la cordillera por el sur. Nosotros realizamos esta subida aprovechando la carretera LE-451 en dirección a Escuredo. Al llegar a lo más alto, después de algo mas de 3 km de ascensión, tomamos una pista a la izquierda señalada por un cartel con tejadillo que marca la linde de la Reserva de la Biosfera de los valles de Omaña y Luna.
Esta pista, que es lo que queda de la Cañada en la citada Hoja, tendremos que seguirla siempre en linea recta en todos los cruces durante unos 12 km.
En este tramo pasamos por lugares de gran importancia histórica como son las Médulas de Las Omañas y Villaviciosa y La Lagunona, por un terreno tapizado por brezo, pino y roble. Cuando al final de la Hoja este cordel se acoda bruscamente hacia la izquierda, bajamos durante 330 metros divisando al fondo las casas de Quintanilla, después giramos otra vez hacia el sur y al fondo de la pista otra vez hacia el este, pasando al lado de la ermita de la Virgen del Villar en un tramo de bajada muy pronunciada. Enseguida cruzamos el Canal de Carrizo y siguiéndolo aguas abajo llegamos a la carretera de Riofrío, que nos lleva a Carrizo y, por el puente de hierro, pasamos a Villanueva, dando por concluida la jornada ciclista.

La cañada de merinas toma aquí el nombre de Cañada de Roderas; se dirige a Celadilla del Páramo, Villarrín y Santa María del Páramo. A partir de allí, y utilizando el cauce del arroyo de la Huerga, rico en pastos frescos y majadales, cruza todo El Páramo y, a través del pueblo de Moscas, alcanza Valcavado y su estación de ferrocarril, que fue utilizada durante mucho tiempo por ganado trashumante, sobre todo en la «subida». Pero esto es ya otra historia...

Pincha en "Cañada de la Vi..." para ver fotos de la ruta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario